Difícil pero se puede

Es difícil empezar un artículo como este,

Mujeres al Cubo ha estado parado bastante tiempo, porque cómo entretener a unos amigos que están encerrados y sus teléfonos móviles rebosan de noticias, memes, bromas e informaciones de todo tipo, en esto tiempos aciagos.

Difícil.

Pero como blogueras y amigas tenemos, mientras esté abierto nuestro blog, que intentarlo.

Como homenaje a las víctimas de esta pandemia sale la idea de este artículo.

Quién ha perdido la vida lo ha perdido todo, pero muchos otros que se quedan, y aunque dan las gracias por ello, reconocen que sus vidas jamás serán iguales, que hay un antes y un después, y lo peor, es que nadie sabe todavía cómo será el después.

Este artículo es una propuesta para sacar lo bueno que haya pasado, para intentar animar a todas esas personas que estamos confinados, a todas las que ayudan, a todas las personas que, aunque sea quedándose en casa, aportan su granito de arena para mejorar la situación.

No hablo de ideas utópicas e intangibles, sino de pequeños hechos reales que te están ocurriendo día a días y que hoy te pedimos te pares a pensar y compartas.

Entendemos que cuando nuestros amigos lean esto, después de un mes encerrados, de haber perdido familiares o amigos, trabajo, libertad, …no podemos pensar en cosas buenas, pero el humano somos capaces, y Mujeres al Cubo os anima a ello.

La actitud debes ser esa, si se quiere vivir y no sobrevivir, aunque sea confinado, siempre se puede sacar algo bueno, por insignificante que parezca, de algo malo, y disfrutar de ello.

Difícil: ¿Verdad?

Mi reflexión:

Yo tenía una vida muy agitada, la mayoría de mis fines de semana estaban programados, sin tiempo para la improvisación, desde el viernes. Así que la primera “ventaja” que he experimentado ha sido la tranquilidad de quedarme en casa con mi familia durante un tiempo. He vuelto a jugar al parchís, las cartas, mi hija me “panea” a la Ruta del Tesoro (juego histórico en mi casa) y yo le he ganado a la guerra de barcos 😉

Otra cosa que puedo destacar ha sido que antes de la pandemia llegaba tan cansada a casa, después del trabajo y las extraescolares de mis hijos, que había perdido las ganas de aprender cosas nuevas, sin darme cuenta, desde que estoy encerrada he vuelto a mi ser anterior: cursos Online, leer, …

¿Cuál es la tuya? ¿Qué destacas tú?

Te animamos participar y esperamos tus pequeñas buenas noticias, a lo mejor, no son tan pequeñas. 

Admin-2017

4 comentarios en «Difícil pero se puede»

  1. Hola! Me ha encantado vuestro artículo. Yo, sinceramente, me considero afortunada en esta pesadilla. Lo primero por no haber perdido a ningún ser querido.. Y en segundo lugar, por conservar mi empleo, Y sé muy bien lo que es no tenerlo. Pero bueno…voy a lo que pedis, La parte positiva de esta horrible situación que nos ha tocado vivir la he ido viendo poco a poco. Lo primero que percibí fue el descanso. Sí, el descanso de esta vida de locos que llevamos. Después me di cuenta de que me encanta estar en mi casa y estar con mi familia. En ningún momento me agobia estar con ellos. Somos cinco, un matrimonio y tres adolescentes y me encanta estar aquí y disfrutar de su compañía. Más ventajas….hacer un montón de cosas para las que nunca había tiempo y emplear más tiempo en cuidar de mi. Y por último, por no enrollarme más, laboralmente, al poder trabajar desde casa, he ganado mucho tiempo, todo el que empleo en el transporte, dos horas diarias. Por tanto, ya veis que he encontrado el lado positivo aunque, por supuesto, estoy deseando que todo esto sea sólo un mal recuerdo.

    1. Muchas gracias Cristina por compartirlo con nosotras 🙂 Que buenas cosas has conseguido, nos alegramos!

  2. Hola. Siempre con buenas iniciativas por vuestra parte.
    Yo, por mi parte también me considero afortunada, aunque hay días que se llevan mejor y otros no tan bien. Pero siempre hay algo positivo.
    Por un lado estoy disfrutando de estar en mi casa los fines de semana, con una tranquilidad que en circunstancias normales no hacía.
    A dedicar un rato para jugar o ver alguna serie juntos.
    A valorar la suerte y la grandeza de estar los cuatro en familia.
    A valorar aún más la empresa donde trabajo, y a todos los compañeros que con nuestra mejor predisposición hacemos todo lo posible para que el trabajo siga adelante.
    A dedicarme grandes ratos a leer.
    A disfrutar algunos ratos del silencio.
    Bueno yo creo que no es poco.

Responder a Encarna Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba